Posts etiquetados ‘Cisjornadia’

Quien defiende la barbarie de la limpieza étnica que Israel comete contra Palestina, a menudo usan el término “antisemita” para acabar con la discusión, calificándote con tal palabra al lado de los que participaron en el holocausto nazi. Muchas veces, durante muchos años, me han calificado de antisemita tan sólo por expresar mis ideas contrarias a la violación sistemática de derechos humanos contra la población árabe que vivía en los terrenos ocupados antes de que alguien regalase esas tierras a los sionistas. Me da igual si la victima es negra, blanca, amarilla, si profesa el islam, el catolicismo, el budismo.. la víctima siempre es víctima y el verdugo siempre es un asesino, se llame como se llame. Sin embargo, igual que defiendo a esa masacrada población palestina, defiendo y admiro a los judíos que a diario se están jugando su integridad física, su libertad, sus trabajos y una vida digna, por defender a sus vecinos. Si dispones de 50″ inviértelos en el siguiente vídeo, para mí es un homenaje a todas aquellas personas que desde dentro de Israel, y profesando las mismas creencias religiosas, dan todos sus esfuerzos por su prójimo, tal como les dicta su moral. Me llamó particularmente la atención la frase: “Si no eres parte de la solución, entonces eres parte del problema”. Puedes ser parte de la solución!! apoya la campaña de boicot, desinversión y sanciones contra intereses israelíes, no es necesario que salgas a la calle a manifestarte y moverte de tu sillón, no es necesario que milites en ninguna organización pacifista, no es necesario que vayas a otro país y te pongas delante del soldado como escudo humano defendiendo al granjero al que le echan de sus tierras, un pequeño gesto como no comprar productos israelíes, podría hacer que se acabase con el gran problema que por décadas no se resuelve….
Desde aquí mi reconocimiento y admiración a los protagonistas del vídeo, especialmente a la organizacion Breaking the silence que, a mi modo de ver, tanto están haciendo por una causa justa.

Por Theresa Jones, responsable de Salud Mental de Médicos Sin Fronteras en Cisjordania

Amin siempre ha sido un niño muy maduro, parece más mayor de lo que es. A menudo calificado de testarudo por su familia, le gusta salirse con la suya pase lo que pase. Tiene seis años y es el más pequeño de siete hermanos, los otros tienen por lo menos 18 años y están acabando la escuela o la universidad.

Sin embargo, éste no es el único motivo por el que Amin es tan maduro para su edad. Amin vive en un gran campo de refugiados en Cisjordania, frente a la torre de vigilancia del Ejército Israelí. El campo alberga a cerca de 10.000 refugiados registrados, y se considera el principal foco de las protestas de Cisjordania. Amin come, duerme y juega sólo a 50 metros del escenario de violentos enfrentamientos diarios entre jóvenes palestinos y soldados israelíes. Estos enfrentamientos siguen un patrón parecido a un juego, empezando generalmente con el lanzamiento de una piedra contra los soldados uniformados que forman filas frente al campo de refugiados, adornados con su sofisticado armamento. Parece que cuando vives en medio del caos, debes aprender a cuidar de ti mismo muy pronto.

Cuando los gases lacrimógenos penetran en su casa en el piso de arriba a través de las ventanas, como ocurre durante los violentos enfrentamientos, Amin es quien las cierra todas. Es él quien informa a su familia sobre lo que ocurre abajo en la calle, espectador habitual del terror y la agitación que se suceden ante sus ojos. Amin ve a diario armas tan grandes como él ante sus propias narices y es testigo de los cacheos e interrogatorios a los que los soldados israelíes someten a sus hermanos cuando salen a la calle.

Amin es quien informa a su familia sobre lo que ocurre abajo en la calle, espectador habitual del terror y la agitación que se suceden ante sus ojos. Fotografía: Juan Carlos Tomasi

Con esta realidad, no es extraño que Amin sienta la necesidad de asumir el control y cuidarse a sí mismo. Esta necesidad puede trasladarse muy fácilmente al día a día. Por ejemplo, cuando insistentemente quiere comerse una tableta de chocolate antes de comer o exige ver los dibujos que quiere en la tele.

MSF conoció a Amin unas semanas después de una violenta incursión a su casa en plena noche. Los soldados israelíes querían utilizar el apartamento de la familia de Amin para vigilar los enfrentamientos que se sucedían abajo en la calle. Parece que éste es un lugar conveniente para una segunda torre de vigilancia. La madre y la hermana de Amin describieron a la psicóloga que los soldados entraron por la fuerza en la casa, encerraron bajo llave a la familia en una habitación, y entonces ocuparon su sala de estar durante horas. Después de esa noche, Amin empezó a tener pesadillas frecuentes de soldados con caras negras (los soldados israelíes cubren sus caras con máscaras negras durante las incursiones),  a orinarse en la cama y se sobresaltaba con el más leve roce. El eczema que le cubre el cuerpo desde los dos meses de edad empeoró y su testarudez fue descrita como un comportamiento “descontrolado”.

Cuando la psicóloga de MSF conoció a Amin consiguió interactuar con él mediante juegos y él le pidió que cuando volviese a visitarle le trajese un “balón de fútbol negro”. La psicóloga piensa que el balón negro está asociado al incidente traumático que sufrió al ver a soldados con máscaras negras irrumpiendo en su casa. Los síntomas que tenía eran pensamientos e imágenes intrusivas de ese incidente. Quizás intentaba controlar esos recuerdos pegando patadas y lanzando la pelota.

Desde entonces ha utilizado dibujos para expresar sus miedos sobre lo ocurrido en el pasado, lo que está ocurriendo en el presente y lo que podría ocurrir en el futuro. Sin duda, parece tener ganas de hacer juegos que impliquen imaginación y magia, y con el tiempo esto parece haberle ayudado a sentirse algo más seguro. Amin también está recibiendo tratamiento del médico de MSF para aliviar el dolor que le provoca la infección cutánea que padece.

Está claro que ser niño no es nada fácil en este campo de refugiados de Cisjordania. De todas formas, esperamos que Amin pueda disfrutar algo de la sencillez de la niñez en medio de toda esta complejidad y caos.

vía Crecer rápido en un campo de refugiados de Cisjordania | El Blog Solidario.

 

Qué le pasa a Israel con los niños?

Hoy leía una noticia que hablaba cómo Israel que mantiene a al menos 200 menores en cárceles, siendo víctimas de abusos, torturas y aislamiento, y cómo han visto a soldados dando a algún menor arrestado una pastilla de origen desconocido. Eso me hizo recordar un relato que oí de una persona (ya adulto) que sabía de primera mano lo que se cocía en las prisiones israelíes, me hablaba del Menguele judío, experimentos médicos y de armamento que se están haciendo con los palestinos retenidos en sus cárceles.. esas a las que no dejan entrar observadores internacionales, me hablaba de cómo hombres fuertes y sanos salían de sus arrestos con graves dolencias desconocidas que en algunos casos resultaba en muerte. Me parecía increíble pensar que quien ha sufrido en su propio pueblo, no hace tantos años, una salvajada tan enorme, es capaz de repetirlo con otros, o incluso superarlo. En el pasado, mezclar la foto del nazi Menguele con la bandera israelí me habría parecido una aberración, ahora sin embargo.. que triste que las víctimas hayan superado a su verdugo, y que en esta ocasión los “aliados” que derrocaron el régimen nazi, se han convertido en los aliados del mismo  nazi Sionismo y descalifican a quienes desde movimientos cívicos piden el Boicot y las desinversiones para los verdugos

Abuso de menores, tráfico de órganos de victimas palestinas en manos del ejercito y que van a parar a judíos (para eso no tienen ese rancio racismo) y experimentos médicos, ya es repugnante en mayores, pero que lo hagan con niños hace que mis jugos gástricos se revuelvan y desee que les pase lo que no me quiero ni permitir pensar, no quiero calificarme a su asqueroso nivel. Estoy cansada de ver fotos de soldados apuntando con sus armas pesadas a niños que van al cole, provocando el susto lógico en muchos casos, o la rebeldía valiente y una promesa de venganza cuando crezca, pero experimentos médicos? Qué tienen en su pecho esos “¿seres humanos?” que tan sólo por profesar una religión tóxica como es el Sionismo les lleva a alterar aquello en lo que son fanáticos servidores.. la creación de su Dios.. el humano….  Y qué hace su gran amigo EEUU que no pone fin a todo esto? Repugnante, vomitivo, asqueroso, todo lo que lleva el nombre de Israel por medio.. apesta!!!!!!!! Y es una pena, porque no todos los israelies, no todos los judíos son así.. pero en tanto sus representantes militares y políticos sean fieles discípulos nazis… levantare mi voz contra ellos… y se que algún día podre decir orgullosa.. yo estuve del lado de los ganadores!!!!

Era aleman nazi? o Sionista israeli?

Era aleman nazi? o Sionista israeli?

 

 

(Fuente http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=49610)

Hace sesenta años, hace cinco, o ayer mismo, las imágenes son las mismas. Acabo de “llegar” a esta lucha virtual por acabar con el abuso de uno de los ejércitos mejor preparados del mundo sobre una población ocupada y confinada en campos de refugiados masificados, siempre que veo una noticia esperanzadora me hace creer que esta situación de apartheid tiene los días contados, pero cuando veo vídeos y protestas de años atrás, me imagino a esos que antes de mi se encontraron gritando por el fin de estas injusticias.. y pienso.. Cuánto tiempo más tiene que pasar para que el mundo entero haga reaccionar a  quien debe? Cuánta más gente debe morir? Cuántos niños serán traumatizados, o directamente asesinados sin darle la oportunidad a tener una vida “normal”?

Alguien me dijo hace poco, gracias!, hazles entender que somos personas normales, como vosotros, diferentes costumbres, diferente cultura, pero el mismo color de sangre, el mismo sufrimiento cuando se nos muere un hijo, la misma reacción cuando ves que te quitan lo tuyo. Cómo puedo hacer eso desde mi humilde posición? No soy nadie, no tengo influencias, pero …. desde aquí aportaré mi granito, ójala te unas a este granito y hagamos una montaña entre todos que frene la violencia y el sufrimiento injustificado